Las mujeres que no pueden denunciar los abusos sexuales de los que son víctimas

Muchas de estas mujeres huyeron de sus países para escapar del abuso sexual, solo para volver a enfrentar el mismo horror en Reino Unido como solicitantes de asilo.

El miedo a ser deportadas hace que no lo denuncien a la policía, pero un efecto que tuvieron las revelaciones sobre el productor de Hollywood Harvey Weinstein es que ahora han comenzado a hablar sobre sus experiencias entre ellas.

Con 37 años, Grace nunca ha tenido relaciones sexuales consentidas.

“No soy la única. Hay muchas más mujeres como yo”, dice, encorvada y mirando hacia la mesa. Ella apunta a la pared que separa la pequeña sala de reuniones de sus amigas en la habitación contigua.

“Somos las mujeres más vulnerables de Reino Unido”.

La exitosa terapia “extraterrestre” que logra que los niños verbalicen sus traumas

“Antenópolis” se llama el programa de la Fundación mexicana “Antenas por los Niños”, donde se utilizan los dibujos animados como terapia para que los niños víctimas de abuso logren verbalizar sus traumas para luego superarlos. A la fecha, el programa ha ayudado a más de 8 mil niños.

Lograr que un niño que ha sufrido un abuso reiterado por parte de un adulto (muchas veces sus propios padres, profesores o algún familiar) hable sobre su experiencia, es una tarea muy compleja y delicada que requiere de un trabajo enorme para lograr que se sienta en confianza para comenzar una terapia reparadora.

¿Por qué? Porque la confianza hacia el mundo adulto se rompe, porque los invade un miedo profundo de revelar la verdad de lo ocurrido, porque están amenazados por el abusador, e incluso, en muchos casos, porque no son conscientes del abuso del que han sido víctimas.

Puede pasar mucho tiempo antes de que el menor verbalice lo que le pasó, identifique bien a sus agresores, exprese lo que sintió, lo que siente hoy, etc. Y mientras más se retrasa este proceso, más se tarda también el inicio de la terapia para que se sane de este trauma.

¿Cómo lograr que entre en confianza, sin presiones? ¿Cómo hacer que se sienta seguro y dispuesto a trabajar en una terapia?

Julia Borbolla, reconocida psicóloga clínica mexicana fellow de Ashoka, lleva más de 30 años trabajando con niños y sus familias. El año 2005 desarrolló un innovador programa para llegar de una manera diferente a los niños vulnerados de entre 3 y 10 años (víctimas de abusos o sufrimiento físico y sicológico) y así prevenir, detectar y rehabilitar a los menores, tratando sus miedos y secretos más profundos.

Proyecto Antenas se llama su exitoso programa social, premiado a nivel internacional, que consiste en utilizar dibujos animados digitales que interactúan directamente, a tiempo real, con los niños a solas a través de un monitor, mientras los psicólogos se encuentran en otra pieza guiando el encuentro a través de un control remoto.

Los personajes interactivos son extraterrestres que no saben nada de la Tierra, por ende van haciéndoles pregunta sencillas a los niños para saber sobre su mundo, como: ¿qué es un papá?, ¿qué es una escuela?, ¿qué es un amigo?, ¿me convendría tener un hermano? Una vez que el niño va entrando en confianza, el marcianito (dirigido por la propia voz modificada de la psicóloga) empieza a ahondar en terrenos más complejoslogrando en 10 o 15 minutos lo que a un terapeuta le costaría aproximadamente cinco sesiones.

A la fecha, más de 8.000 niños mexicanos han sido beneficiados con este proyecto, que hoy, además de desarrollarse en clínicas y hospitales públicos a lo largo de México, se ha adaptado también a fiscalías de delitos sexuales y asuntos familiares, a la Suprema Corte de Justicia, a la Procuradería del Menor y la Familia, a los centros de Justicia, a la Secretaría de Gobernación y a Hogares de Niños (cada uno con un personaje diferente).

En El Definido conversamos con Julia para que nos contara la forma de trabajar que tiene su equipo de psicólogos y el impacto que genera esta didáctica terapia en los niños, niñas y adolescentes mexicanos.

El nacimiento de Antenas y su propósito

Julia nos cuenta que Antenas era un simple dibujo que le pidió a su hijo para una campaña escolar para reforzar la atención de los niños. Con él, la psicóloga decidió crear una historia sobre un extraterrestre llamado Antenas que había aterrizado en el sótano de la escuela y que salía por las noches a ver los cuadernos de los niños para ver si habían prestado atención en clases.

Los profesores iban dejándoles mensajes positivos a los niños en sus escritorios, firmados por Antenas. De a poco todo el personal del colegio y las materias eran intervenidas con mensajes de este personaje, hasta que los niños empezaron a exigir conocerlo en persona. Pero para no romper su fantasía, el mensaje a los niños fue el siguiente: Antenas es un marcianito al que le afectan los rayos solares, además de temerle un poco a los adultos, ya que sólo le gustan los niños y niñas de la Tierra.

El año 2003 Julia decidió transformar a Antenas en un personaje animado para instalarlo en su consulta privada, e incitada por su hija Julia Niño de Rivera (también psicóloga y hoy directora de la Fundación Antenas por los Niños A.C) decidió llevar al monitor a los hospitales para que el personaje conversara con los niños que estaban en tratamientos o previos a cirugías; y rápidamente se convirtió en un éxito.

Las verdades y secretos que los niños revelan en la terapia

La primera vez que Julia usó el programa, Antenas le preguntó a una niña de 5 años con quien vivía y ella respondió: con papá, mamá, hermano y una sirvienta. Antenas preguntó qué es una sirvienta y la niña le contestó: unas señoras que limpian y cuando los papás no las ven te pegan.

A partir de esa experiencia los niños empezaron a revelarle a Antenas situaciones de violencia, abusos sexuales e incluso delitos de los que han sido testigos. Pues al explicarle al personaje revelan sus propias experiencias, dada la confianza casi inmediata que logran, señalando por ejemplo: “los papás son señores que hacen llorar a las mamás”, “Los tíos son señores que juegan a juegos feos en los que te tienes que bajar los pantalones”.

El método que siguen se basa en el diálogo socrático, es decir en buscar la sabiduría propia del niño para explicarle el mundo a Antenas y después darle herramientas de resiliencia ante lo que esté viviendo. “Antenas es siempre positivo y sube al niño al status de maestro al pedirle que le explique. Es importante aclarar que no se trata de un engaño. Se le dice al paciente en todo momento que a Antenas lo mueve la cibernética, pero los niños y niñas del s. XXI no cuestionan esto, la tecnología es para ellos muy normal”, nos dice Julia.

¿Y por qué confían más en un dibujo animado que en un terapeuta? Antenas no se parece a nadie, no hay un prejuicio sobre él o ella, su ignorancia resulta muy atractiva para un niño o niña al que todos los adultos le dicen que hacer.

“Es asombroso ver cómo lo quieren y lo protegen, sobre todo cuando descubren que Antenas no tiene mamá. Muchos niños quieren ‘prestarle´ a su propia mamá o bien le meten en su buzón de correo monedas o dulces”.

Una herramienta previa a la terapia

Una vez recibida la información, los terapeutas manejan los temas con extremo cuidado, ya que uno de los principios de su trabajo es que no pueden revelar lo que saben sin el consentimiento del niño. Por eso Antenas debe pedirle permiso a los niños para compartir la información con un “adulto bueno”, que lo va a proteger y que va a cuidar a su familia. Por lo general, los niños lo permiten.

Así y gracias al éxito de esta herramienta que abre los canales de comunicación entre terapeutas y pacientes; las terapias posteriores logran ser mucho más efectivas, ya que se logra dar con el tema de fondo de forma más rápida y no invasiva.

¿Qué pasa si los niños denuncian abusos o delitos de terceros? Julia nos cuenta que precisamente por eso pusieron el programa a disposición de las autoridades, y hoy las procuradurías y centros de Justicia de México utilizan los personajes de Antenas para tomar la declaración de los niños de una manera más amigable y sin re-victimizarlos.

En México esta herramienta es cada vez más masiva y la idea de la Fundación es exportarla a otros países. Ya hay organizaciones de China, España, Estados Unidos y Sudáfrica que se han acercado para conocer la iniciativa.

Les dejamos esta charla TED donde Julia expone sobre su proyecto Antenas en México.

-Fuente: https://www.eldefinido.cl

Webinar: “Entrevista forense a niños: Una respuesta como estado y sociedad al maltrato infantil”

Amplíe su conocimiento a través de este webinar sobre la la dinámica de la entrevista con las víctimas más vulnerables como son los niños, niñas y adolescentes (NNA), y el impacto en la respuesta del estado y la salud de un país. Además, conozca los estándares de calidad como herramienta fundamental para la atención de las víctimas y la investigación criminal.

Conferencista: Oswaldo Posada

ENTREVISTA FORENSE A NIÑOS: UNA RESPUESTA COMO ESTADO Y SOCIEDAD AL MALTRATO INFANTIL

¡Bienvenido! Lo invitamos a unirse gratuitamente al webinar “Entrevista Forense a Niños: Una respuesta como estado y sociedad al maltrato infantil”.  Sólo debe inscribirse en el siguiente enlace https://zoom.us/webinar/register/entrevista-forense y una vez registrado, usted recibirá un e-mail de confirmación para unirse a nuestro evento en la fecha y hora indicada.

FECHA: Junio 29 de 2017

HORA: 07:00 p.m. – 08:00 p.m. (Hora Colombia)

El abuso sexual infantil y la manera que lo abordan los sistemas de justicia y salud, ha sido estudiado por más de 45 años. La experiencia y los resultados de las investigaciones científicas, hoy muestran el camino correcto y los aspectos que deben ser estudiados con más detenimiento hacia la mejora de dichos sistemas, y por ende de la sociedad.

En nuestro webinar gratuito usted podrá conocer la dinámica de la entrevista con las víctimas más vulnerables como son los niños, niñas y adolescentes (NNA), y el impacto en la respuesta del estado y la salud de un país. Además, conocerá los estándares de calidad como herramienta fundamental para la atención de las víctimas y la investigación criminal.

IMPARTE: Oswaldo Posada López

[helpme_image src=”” crop=”false” hover=”false” align=”center” margin_bottom=”30″]

Instructor Certificado en Técnicas Avanzadas de Entrevista e Interrogatorio. Odontólogo especialista en Antropología Forense e investigador retirado del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI). Asesor técnico en el Programa ICITAP del Departamento de Justicia. Diseñador de programas para el fortalecimiento de la investigación criminal en Colombia, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Perú y Paraguay, con más de 13 años de experiencia. Asesor de la agencia OPDAT para el fortalecimiento de fiscales de la Unidad de Derechos Humanos y Justicia y Paz en Colombia. Consultor del proyecto de acreditación de los laboratorios forenses en Colombia con reconocimiento forense internacional a través de la implementación de la Guía 19 de ILAC. Gestor del programa de Entrevista Forense a Niños e instructor capacitado por CornerHouse en el protocolo SATAC y representante del Programa ChildFirst® en Colombia que promueve las mejores prácticas en el manejo de investigaciones de abuso sexual infantil.

¿Tiene alguna duda? Escríbanos a contacto@safercwi.com.

Entrevista Forense a NNA: Mejores Prácticas

La revista Juvenile Justice del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, publicó en septiembre de 2015, el boletín “Child Forensic Interviewing: Best Practices”[i] (La Entrevista Forense Infantil: Mejores Prácticas), un documento valioso para quienes realizan Entrevistas Forenses a NNA y a la comunidad en general. En su publicación, reúnen a los más altos representantes de la entrevista forense de ese país con el propósito de definir las mejores prácticas de esta disciplina. A continuación, resumimos los aspectos más importantes allí publicados.

El abuso sexual infantil y la manera que lo abordan los sistemas de justicia y salud, ha sido estudiado por más de 45 años. La experiencia y los resultados de las investigaciones científicas, hoy muestran el camino correcto y los aspectos que deben ser estudiados con más detenimiento hacia la mejora de dichos sistemas, y por ende de la sociedad.

¿Cuál es el propósito de la Entrevista Forense (EF)? La EF hace parte de un componente de actividades y disciplinas en las que se incluye a investigadores de policía, protección infantil, fiscales, abogados, defensores de familia y profesionales de la salud (médicos, enfermeras, psicólogos y psiquiatras), entre otros más que pueden participar. En el artículo se define la EF como “un método para reunir información objetiva sobre la denuncia de abuso o exposición a la violencia, sensible desde el punto de vista del desarrollo infantil y que sea legalmente aceptado.”

Consideraciones sobre el NNA: Ningún NNA puede llegar a involucrase o relacionar su experiencia de la misma forma. Es importante considerar las influencias sobre la memoria, las habilidades de lenguaje y la motivación que tienen los NNA para conversar.

Desarrollo infantil: La edad y las capacidades de desarrollo influyen en la percepción de una experiencia y en la cantidad de información que se puede almacenar en la memoria a largo plazo. Los niños más pequeños (preescolares) pueden recordar experiencias que se ven reflejadas en reacciones conductuales, sin embargo, estos primeros recuerdos no están asociados con descripciones verbales. Al inicio del desarrollo lingüístico, la capacidad de dar sentido a experiencias desconocidas y el vocabulario, son limitados, razón por la cual están menos acostumbrados a conversar sobre experiencias pasadas. A mayor edad, estas condiciones van mejorando. No obstante, recordar una experiencia no asegura que el niño sea capaz de describirla a otros. Por eso, la Entrevista Forense es un desafío para los niños e implica patrones de conversación muy diferentes y una demanda de detalle desconocida. No menos retadora es la entrevista con los adolescentes, pues a pesar de parecerse más a un adulto, varían mucho en sus habilidades verbales y cognitivas.

Cultura y desarrollo: La familia, su entorno social, económico y cultural, influyen en su desarrollo. Las diferencias culturales pueden generar malentendidos dentro de la entrevista.

Discapacidad: Los niños con discapacidad están en mayor riesgo de abuso o abandono. Es probable que los entrevistadores no cuenten con capacitación o experiencia especializada en el amplio campo de las discapacidades o con respecto a problemas de desarrollo, por lo cual es importante recibir colaboración especializada para la entrevista. Los recursos locales, especialistas en el área o la misma familia, son un buen apoyo. En estos casos, puede ser necesario realizar más de una sesión de la entrevista.

Trauma: La memoria puede verse afectada por el trauma, de tal forma que el recuerdo puede no ser de manera lineal sino como “memorias flash” o “instantáneas” de la victimización. Los entrevistadores deben ser conscientes de los factores que mitigan el impacto. También deben modificar sus expectativas de lo que el niño sea capaz de reportar. Un modelo de entrevista de sesiones múltiples, no duplicadas, puede llegar a ser necesario.

Revelación: Aunque no existe un patrón único de revelación es importante conocer el proceso, el cual puede iniciar con una negación, pasar por una no revelación, seguir con una revelación reacia, luego una revelación incompleta, hasta finalizar con una revelación completa. Una revelación por lo general es retrasada; del 60% al 80% de los NNA revelan hasta la edad adulta. Los niños que revelan, a menudo, no relatan su experiencia de forma completa, y pueden con el tiempo, proporcionar información adicional.

Consideraciones sobre la entrevista: Universalmente, se acepta la necesidad de entrevistar a los NNA sobre las denuncias de abuso. Las siguientes son consideraciones importantes para logarlo:

En qué momento: Tan pronto las condiciones del NNA lo permitan, el equipo multidisciplinario debe estar listo para la entrevista. La prioridad es el niño.

Documentación: Una grabación en video con audio es la forma más completa de documentar la entrevista y de mantener un registro transparente de la actividad. Además, es un material de consulta posterior, con el fin de revisar y mejorar el trabajo del equipo y facilitar el desarrollo de destrezas.

Ajuste neutral y objetivo: El entorno de la sala debe ser cómodo, privado, y tanto física como psicológicamente seguro para las diversas poblaciones de niños y sus familias. La sala debe estar dotada de equipos de grabación con salas de monitoreo para la participación de los investigadores y del equipo multidisciplinario. Puede ser necesario contar con papel y marcadores para los más pequeños. Los materiales que fomentan juego o fantasía no se recomiendan, así como cualquier interpretación del entrevistador a consecuencia del uso de estos medios.

Papel del entrevistador: El entrevistador debe ser equilibrado entre las preocupaciones forenses y la solicitud de información; debe evitar cualquier práctica sugerente o sugestiva y, además, estar atento para que sus ideas preconcebidas no sesguen la información recuperada.

Tipos de preguntas: La práctica de relatos narrativos a través del recuerdo libre anima a los niños a incluir detalles destacados sin el aporte significativo del entrevistador. Éstos, deben utilizar preguntas abiertas y de enfoque para apoyar la habilidad y disposición de los NNA a describir las experiencias con sus propias palabras. Las preguntas directas ayudan a estimular el recuerdo (“Cuéntame más acerca de”… persona/acción).

Ayudas o medios en la Entrevista: Su uso varía según el modelo de entrevista y la formación profesional. Las decisiones se toman teniendo en cuenta la comodidad del entrevistador y las preferencias del equipo multidisciplinario. Se requiere más investigación en este campo.

La Entrevista Forense: Varía entre un modelo altamente estructurado o semiestructurado (cubren temas determinados) a un modelo flexible (entrevistadores tienen mayor latitud). Todos los modelos incluyen:

Fase Construcción de Simpatía: Adaptado a la edad y contexto del medio de documentación, revisión de las instrucciones de la entrevista, discusión de verdad y mentira, práctica de narrativas y entrenamiento de memoria episódica. En esta fase se establece la buena relación entre el niño y el entrevistador.

  • Instrucciones de Entrevista: Orientaciones generales de cómo se realizará la entrevista, empoderar al niño a responder “no” o “no sé” y a relatar lo que en verdad sucedió.
  • Discusión de verdad y mentira: Involucrar al niño a contar sólo la verdad e identificar si reconoce la diferencia entre verdad y mentira. Una forma de toma de juramento para algunas jurisdicciones aumenta la probabilidad de que la entrevista se use como evidencia en juicio.
  • Práctica narrativa y entrenamiento de memoria episódica: Estimular el uso de narrativas libres con preguntas abiertas sobre temas generales; por ejemplo, describir lo que hizo en la mañana. El entrevistador apoya con preguntas abiertas el relato del niño, usando las propias palabras de la narrativa con el fin de estimular la memoria.

Fase Sustantiva: Descripción narrativa de eventos, búsqueda de detalles, hipótesis alternativas cuando sea apropiado y la consulta con el equipo multidisciplinario.

  • Narrativa y descripción de detalles: Se solicita una narrativa de la experiencia sin interrupciones, acompañada de motivadores: “Cuéntame más” o “¿Qué paso después? Las intervenciones abiertas, estímulos localizados y abiertos, la escucha atenta, el silencio, la reflexión y el parafraseo, pueden ayudar a evocar más detalles. Debido a que los niños experimentan múltiples incidentes, el entrevistador debe preguntar si el evento ocurrió “una vez o más de una vez”, ya que esto puede llevar a ubicaciones adicionales, actos, testigos o evidencia potencial. Algunos de estos elementos particulares pueden tener relevancia forense (temporalidad del hecho, número de eventos, intención sexual, penetración) pues es posible que el niño no los haya percibido o almacenado con precisión en la memoria de largo plazo. Incluir información derivada externamente (por la investigación, obtenida fuera de la entrevista, no divulgada por el niño) puede ser apropiado en algunas entrevistas. Los entrevistadores deben utilizar dicha información con precaución y sólo después de intentar otros cuestionamientos. Antes o durante la entrevista, los equipos multidisciplinarios deben discutir cómo y cuándo introducir información o evidencia derivada externamente.
  • Hipótesis alternativa: Preguntas que exploran otras hipótesis viables para comportamientos o declaraciones, son apropiadas. Permitir que el niño aclare información aparentemente contradictoria (identidad del sospechoso o actos específicos). Distinguir los actos de abuso de las actividades de cuidado, en particular con niños muy pequeños, o habilidades limitadas.
  • Consulta con el equipo multidisciplinario: Las mejores entrevistas se enmarcan en un contexto de equipo multidisciplinario. Éste, realiza una reunión previa a la entrevista con el niño y se toman decisiones acerca del desarrollo de la misma. El entrevistador consulta durante la entrevista para insertar nuevas preguntas, ampliar o aclarar detalles.

Fase de Cierre: Se atienden las necesidades emocionales del niño, permitiendo preguntas y orientando en seguridad o educación. Se proporciona un fin respetuoso ya que pudo ser emocionalmente difícil para el niño.

Otras consideraciones: Algunas variables de situaciones únicas comúnmente enfrentadas son:

Entrevistas en sesiones múltiples, no repetidas: Algunos niños requieren de más tiempo y familiaridad para sentirse cómodos y desarrollar confianza en el proceso y con el entrevistador. La entrevista en sesiones múltiples permite que niños renuentes, jóvenes o víctimas con trauma, tengan la oportunidad de compartir información más clara y completa.

Supervisión y revisión de pares: Si bien el conocimiento de entrevistas forenses aumenta con la capacitación, este conocimiento recientemente adquirido requiere de una práctica constante del entrevistador. La supervisión y la revisión por parte de un par, ayuda a los entrevistadores a integrar las habilidades aprendidas durante la capacitación y mejorar su práctica en el tiempo. La revisión por un par debe ser un proceso formalizado en un ambiente neutral con normas de grupo establecidas y una comprensión compartida de metas, procesos y propósitos.

Trauma indirecto y autocuidado: Los profesionales expuestos a informes de abuso y victimización de los NNA sufren a menudo trauma indirecto, conocido también como “el costo de cuidar”, con síntomas muy similares a los del trastorno de estrés post traumático. Por esta razón, los supervisores y las organizaciones deben estar atentas a la salud mental de su personal y dirigir esfuerzos para que cada uno de los profesionales reconozca los beneficios del trabajo que realiza y celebre estos éxitos, a sabiendas que ha hecho la diferencia en la vida de un NNA.

Resumen: El concepto de atención integral nace debido a que el proceso tradicional de investigación, fragmentado y duplicativo, sobre el abuso infantil, no era de mucho interés para los niños. El planteamiento de equipo multidisciplinario demuestra ser más amigable con el NNA y tener mayor capacidad para satisfacer las necesidades de los niños y sus familias. Este enfoque revolucionario debe seguir guiando la respuesta de la nación a las investigaciones de abuso infantil. El boletín “Child Forensic Interviewing: Best Practices” sirve como un primer esfuerzo colaborativo por parte de los profesionales de muchos programas de entrenamiento en entrevistas forenses, para resumir el conocimiento y la aplicación de las mejores prácticas en el campo.

 

[i] NEWLIN, Chris et al., Child Forensic Interviewing: Best Practices. En: Juvenile Justice Bulletin U.S. Department of Justice, September 2015.

 

Descargar Boletín

Los muñecos anatómicos, una herramienta eficaz

Cuando un menor ha sido víctima de abuso o agresión sexual, es poco frecuente que pueda expresar verbalmente lo que sufrió. Ya sea por su corta edad, su desarrollo cognitivo, su capacidad de lenguaje, o la comprensión del hecho y el impacto emocional del mismo, disminuyen su capacidad y voluntad de poner en palabras los detalles de su abuso. Además, el miedo a posibles represalias por parte de su agresor o por temor a no ser creído o incluso a ser culpabilizado de su propia victimización, se suman a las razones por las que un niño no puede exteriorizar una experiencia traumática de este tipo. Diversos estudios demuestran que entre el 60% y el 80% de los niños y niñas víctimas de abuso no lo revelan hasta que son adultos.

En el campo jurídico y forense se han diseñado múltiples herramientas para entrevistar y valorar los testimonios de los niños supuestamente abusados. Una de estas herramientas son los muñecos anatómicos que facilitan el relato infantil, especialmente con menores de seis años, ya que poseen escasas habilidades verbales para contar lo sucedido. Cuando el niño es incapaz o tiene dificultad para explicar con sus propias palabras la forma y los detalles del abuso del que ha sido víctima, los muñecos anatómicamente correctos se convierten, junto con otras técnicas, en una herramienta importante para que expresen sus conflictos y representen cualquier tipo de abuso o violencia al que han sido sometidos.

Los muñecos anatómicos representan figuras humanas de diversas edades, provistos de elementos necesarios para personificar a un hombre y/o una mujer, no sólo en lo que respecta a los genitales sino a todas las partes del cuerpo que puedan estar involucradas en todos los actos de abuso. En algunos casos funcionan como mecanismo para tranquilizar o romper el hielo, disminuyendo el estrés y generando confianza antes de dar inicio a una entrevista. Así mismo, pueden facilitar el relato de la experiencia traumática recreando de manera visual lo que no pueden hacer de manera verbalizada y en muchos casos, funcionan como estimulantes para desencadenar recuerdos. Incluso, si un menor está dispuesto a compartir su experiencia, el uso de los muñecos anatómicos reduce de manera importante el estrés que le genera el setting judicial.

A pesar de que en años recientes varios investigadores han puesto en duda su efectividad, existen cientos de estudios que aprueban su uso, siempre y cuando se utilice como una herramienta más y no como prueba única, para evitar y descartar los falsos positivos. En un estudio reciente se comprobó que los niños entrevistados con muñecos anatómicos fueron tres veces más propensos a describir detalladamente el abuso y dos veces más susceptibles a dar el nombre del agresor que los niños que no usaron muñecos.

De igual forma, en casos en donde el niño o niña ha sido entrenado y asesorado para responsabilizar a alguien de un delito sexual, los muñecos anatómicos han sido decisivos dentro de los procesos judiciales, pues un alto porcentaje de estos menores se han retractado o, en otros casos, han aclarado la naturaleza del abuso garantizando que se dicten cargos únicamente por los delitos que realmente cometió el acusado (por ejemplo, manoseo sexual sin penetración).

La controversia generada alrededor de los muñecos anatómicamente correctos radica, básicamente, en el sesgo subjetivo al que está expuesto cada entrevistador y a la falta de capacitación. Por esta razón, algunos expertos confirman la importancia de adoptar un enfoque de trabajo en equipo durante la valoración de este tipo de herramientas con el fin de garantizar la diversidad de posiciones o disciplinas profesionales, género y nivel de experiencia.

Si nosotros los adultos utilizamos varias formas para expresarnos, siendo las palabras sólo una parte de nuestra comunicación, complementándola con una multitud de signos mientras gesticulamos, señalamos o dibujamos cuando exteriorizamos nuestros pensamientos, ¿por qué motivo suponemos que un menor, que las puede necesitar más que nosotros, no obtiene el mismo beneficio para compartir sus experiencias o conocimientos? Si por ejemplo, un niño le manifestara al entrevistador: “No puedo hablar de eso, pero le puedo mostrar”, ¿le negaríamos esa oportunidad?

El problema, finalmente, radica en el medio y no en su propio fin, pues toda evaluación o crítica sobre los muñecos anatómicos como complemento en una investigación, depende de la destreza y capacidad de cada entrevistador. En manos de profesionales bien capacitados y entrenados específicamente en esta técnica, los muñecos se convierten en una herramienta más para garantizar la investigación sobre este tipo de delitos, la mayoría, perpetrados en la más estricta intimidad, donde con frecuencia solo hay dos testigos: el agresor y la víctima.

En Safer Children & Women International trabajamos para que más profesionales puedan detectar, reconocer y prevenir correcta y oportunamente cualquier tipo de abuso o violencia contra niños, niñas, adolescentes y mujeres. Consulte nuestros programas de formación avalados y certificados por Child First® y haga parte de la red de profesionales que trabajamos para construir una sociedad más segura para nuestros hijos y mujeres.

(Artículo basado en el documento Anatomical Dolls and Diagrams de  Gundersen  y  traducido por  Child First® Capítulo Colombia / Safer Children & Women International)

Descargar documento